sábado, 7 de septiembre de 2013

BIENVENIDO A "DECEPCIÓN" ......NO SE QUEDE DEMASIADO

Esto que reproduzco, titulado

"CARTA ABIERTA A JORGE LANATA"

fue dejado como comentario, en el Sitio oficial de Víctor Hugo Morales , en ocasión de que  este periodista publicara : "Aclaración para todos" , hace poco mas de un año.
El análisis desde la decepción suele ser el mas duro y necesario, entre  todas las categorías de análisis critico. Los corazones rotos o la confianza traicionada según sea el tipo de afecto fracturado, comienzan a sanar su resentimiento, cuando lo sacan fuera de si. Mas aún, si lo comparten con dolor. 
Cuando la amistad, la credibilidad, la historia compartida se siente traicionada, se sufre por partida doble: Tanto quien es merecedor de la crítica, como quien revuelve en su propia historia para entender "los  porque". 

Era  impensable, que la apología del odio nacional, el agravio y la descalificación, manifestara el  crecimiento exponencial  que ha tenido desde aquel entonces.

Presiento con convicción, que miles de personas  nos hemos decepcionado junto a  Gustavo.
Otras miles tal vez no: Afortunadamente, su certeza siempre los acompañó, definiendo con claridad, desde entoncessus juicios de valor, como admiración , indiferencia o desprecio.

Nobleza obliga me reconozco en el grupo de los defraudados  y robando la expresión de  mi  compañero de ideales  Daniel R. : Coup de Chapeau  Gustavo Sala!!!! 


Gustavo Marcelo Sala dice:
17 abril, 2012 a las 10:38:02
CARTA ABIERTA A JORGE LANATA

Querido Jorge


Te leí en Argentinos I y II, en Muertos de Amor y en Historia de Teller, en Polaroids y en Cortinas de Humo. Como te darás cuenta no te hablo desde el desconocimiento. Algo, aunque más no sea de croto, colaboré para que seas un poco lo que sos hoy, y no por eso creo que debas hablar o escribir lo que a mí se me canta. Digo.. como esos idiotas que hoy caminan a tu lado, por tu misma vereda, que piensan que a determinados tipos el sueldo se lo pagan ellos con sus impuestos, y como consecuencia, tienen el derecho de limitar sus discursos y opiniones. Argumento fácilmente refutable desde tu inteligencia y que vaya poderosa razón nunca tuviste el decoro, la voluntad ni la intención de aclarar.


Te leí en El Porteño, El Periodista, Página 30 y Revista XXI. Fui lector de Página 12 desde el primer número, cuando su edición apenas llegaba a la decena de hojas. Tus tapas eran únicas; hasta que un día, entre el aburrimiento y la falta de guita, te obligaste a partir. Poco después se lo chupó Clarín, y nunca más lo compré…Pasa que desde 1981 no toco nada que tenga ver con el oligopolio.. fijate que cuando buscaba laburo directamente mangueaba los clasificados..

Sospecho que por entonces no podías ir en contra de tus principios. De algún modo los Montos confiaron en vos para publicar en papel lo que nadie se atrevía; eso de los recordatorios y la lucha contra la amnesia.

Te conocí como movilero de Eduardo Aliverti en Sin Anestesia, en la recordada Radio “Belgrado”, cuando la mañana de la emisora se encendía junto al brillo del “Negro” Enrique Vázquez. De viaje a Filo eran mi compañía de todas las mañanas. Te seguí en Hora 25 y en Rompecabezas, en la FM del Plata, con Reinaldo, Maxi y el Ruso Verea. Día D fue mi único programa político de la tele, por vos y por Castelo, y te acompañé cuando lanzaste Crítica de la Argentina…

Después, después te perdí el rastro…

Dicen que el Burgués que tenés adentro te comió el marote, ciertamente no lo creo… Lo real es que dejaste de visitar los lugares habituales, no le diste más bola ni a los pibes, ni a la viejas, ni a las locas. Dicen que hasta los muertos te joden…

Sé que cambiaron tus compañías.. Hoy tocás timbre en la embajada de EE. UU para pedir avisos, te codeas con Magneto, con Kirschbaum, con Blanck y Van Der Kooy. Hasta elegiste como partenaire al hijo bobo de Vargas para pegarnos desde afuera, porque ya no hacés periodismo de investigación, solamente pegas, y hasta le provees pasto de baja calidad al cómplice de la dictadura Fontevecchia en Perfil.

¿Quién te robo la novia, Gordo? ¿O se te fue por culpa de las nuevas compañías? ¿Viste como son las minas con respecto a los gomías, no?

Algunos dicen que añorás los tiempos del Turco. Dicen que te escucharon afirmar que estabas mejor.. No lo creo… Vos no sos un Hijo de Puta.. Hasta te banqué cuando Román Lejman, hoy junto a Manzano, te acusó de tratar de enturbiar la investigación sobre el Atentado contra la AMIA porque estabas muy cerca de Kohan, del cual se afirmaba en aquel tiempo que era tu informante dentro del gobierno.. No Gordo, jamás lo creí…

Ya sé, nunca fuiste peronista; un liberal de izquierda tal vez, igual que yo, pero.. dejate de joder Gordo; en algún momento el tipo comprometido que recuerdo tiene que aflorar por sobre la estrella… ¿Cuántas cosas de las que están hoy instaladas fueron nuestras banderas de entonces? La lucha por la inclusión, fomentar la industrialización, encarar con pelotas el tema de los DD.HH, derogar punto final y obediencia debida, la igualdad de género, pelearle los medios a los monopolios, la importancia de un Estado presente, dejar de depender del Fondo con sus megacanjes, blindajes, ajustes y demás yerbas…

Recuerdo cuando te estuviste por morir. El día que pudiste volver a tu programa, ya reestablecido, Martínez, Zloto y Tenenbaum te habían boicoteado dándote por difunto; ciertamente me indigné, nunca más lo vi, ya no estabas… Ves que tengo razón.. no sos un hijo de puta… ni rencoroso sos; yo ni bola les hubiese dado a ese par de pájaros. Hablaste de la amnea, que ibas a bajar de peso, largar el faso y que se yo cuanta cosa…

No sé Gordo.. Los dos somos del 60, igual que el Diego, Banderas y Ayrton, (mirá que trío) pero te noto viejo y entregado; un pobre tipo que no se banca sus propios códigos. Hablás de cagar a trompadas a un viejo acabado y en retirada y te escondés bajo la falda de Magdalena cuando algún imbécil te tira un par de toscas contestándote con esos mismos códigos con los que solés boquear.

Tírenme escribís.. ¿Para qué Gordo? Si te estás suicidando todos los días. Creo que si tu objetivo es hacerle daño al gobierno la mejor estrategia es comenzar a elogiarlo. Entonces muchos de nosotros empezaríamos a dudar del modelo. ¿Quién carajo te puede creer a esta altura del partido? Tu socio Gabriel Cavallo, Mata, Majul… Quién más Gordo, decime…

Me hacés acordar a esos pibes que nunca tuvieron barro ni barrio, más allá de la ostentación que hacés de tu Sarandi natal. Todavía tengo grabado tu editorial sobre el día de la mujer y el recuerdo de tu vieja… impresionante…

Señorita, Señorita.. el chorro de Barragán me insultó…

Alguna vez desafiaste a Charlie mencionándole que había sido un excelente músico, pero que estaba copiándose a sí mismo; él te puso en caja inmediatamente al decirte que eras un flor de pelotudo… en oportunidades el efecto bumerang hace justicia mi viejo… no podemos cambiar el reglamento porque ese mismo reglamento que vos propusiste y los demás aceptaron por respeto a tu inteligencia te comienza a jugar en contra.

“Y hubo un tiempo que fue hermoso y fui libre de verdad, guardaba todos mi sueños en castillos de cristal”.
¿Te acordás Gordo de Hernán López Echagüe? ¿Cómo te hiciste el boludo con eso; boluuu?

Te veo encerrado en tus propios infiernos, se nota demasiado Gordo que lo tuyo no es político; se nota en tus propios odios personales, laberintos creados por un egocentrismo que logró convencerte que vos, individualmente, sos más importante que aquellas banderas que flameaban cuando muy pocos las querían observar.

Sí, ya sé.. Te jode la corrupción del Gobierno Nacional, y a mí también.. Me indignaría confirmar que hay gente que cobra por tener un blog como éste cuando en realidad uno lo hace porque está convencido y confía. De todas formas hace rato que supe asumir que la corrupción no es privativa de un partido político, ni siquiera de un segmento determinado de la población, ni público ni privado. Hacete 600 kilómetros, venite un rato para mi pago y verás que la corrupción y el clientelismo cruza transversalmente credos, ideologías y etnias. Y acá no gobierna el Kirchnerismo.

“No es posible quedarse a contemplar el ombligo del ayer, y no ver el cordón umbilical que aparece a medida que todos los días nace una nueva Argentina a través de los jóvenes” sostenía Jauretche..

Creo que seguís haciéndote los rulos con tu ombligo de medio siglo, y eso te hace viejo..

Allá vos… es una pena.. De corazón te lo digo.. No te das cuenta que con tus provocaciones y tu absurda victimización estás haciendo todo lo posible para que te ignoren.

Gustavo Marcelo Sala
DNI 14.315.599
Coronel Dorrego

PD: Un abrazo Victor Hugo..El tiempo te dará la razón

1 comentario: