lunes, 9 de septiembre de 2013

EL SÍNDROME DEL PULPO "LOCO"

El pulpo es un animal perfecto para demonizar la política y su periferia: Hay que debilitar sus tentáculos.

Hay que cambiar de animal, porque el centauro sigue galopando. 

Lo más notorio pero no por eso RECONSIDERABLE,  es que la inteligencia bloguera “encamisada o descamisada”  en el debate constructivo, está dándole demasiada comida a los dinosaurios vivos. 
Como dijo  una reconocida figura K de la información estadística,  ante el mapa de avance del plan PROCREAR que le mostraba un colega:

“¿Y?...¿No es que hoy en día se cuestiona todo?”

Debilitar al estado hasta su desgaste final, va modificando sus formas y con estrategias de reemplazo constante: Mantener latente el odio y la desinformación a cualquier costo, se ha vuelto un objetivo que no descansa, y está empezando a contagiar…….hasta los que cuidan el aparente enfermo. 

Hasta la lucha de los espacios universitarios...cae en mano de quienes, "con las mas sanas intenciones" evalúan la solidez de quienes pelean esos espacios. 

Esto no es negar la posibilidad de sana autocrítica cuando amerita  Es solo un análisis. Y me lo voy a permitir porque no veo que esté ayudando.

Las sugerencias son como los antibióticos: Se prescriben cada 8 horas y por las vías que corresponde. Caso contrario, cuando se SOBREMEDICAN, generan anticuerpos..y dejan de ser efectivos como ayuda.Estoy convencida que la sugerencia inteligente, y con vermouth! , llega sobria a destino. SIEMPRE LLEGA. Solo necesita más hielo y menos limón. 

Hay que aprovecharse de la estupidez ajena y no alimentarla. Cuando las enfermedades se propagan de la cabeza a los tentáculos, y el micrófono lo agarra el presidente de la UIA para decirlo, es  la mejor señal de que los  diagnósticos de locura personalizada son insuficientes para demonizar.

Los grandes jefes de estado en sus reuniones anuales del G20,  están tomando las  iniciativas de locos y locas.  ¡Que pasó?  Dos lecturas:

O la locura es una PANDEMIA
O  la descalificación psicológica local , no consigue instalarse en las reacciones de la política internacional y en el pensamiento de los nóveles de economía

Los informes periodísticos  que pretendieron instalar la  “Corrupción” como una novedosa enfermedad terminal y argentina, fueron  desvalorizándose,  como motivo destituyente: Cualquiera que abra UN SOLO DIARIO, verá su aparición como pandemia de la  historia política universal, que existe en simultaneidad  a los procesos monárquicos, demagógicos, o dictatoriales   que siguen DESARROLLÁNDOSE IGUAL : Para aprovecharse de ella , o con mayor o menor esfuerzo para combatir su presencia REAL O IMAGINARIA.

¿Qué le quedaba a los preocupados golpistas del mundillo económico y político local ? : Profundizar en instalar flagelos , como un mal  endémico local, exclusivo y asignable a esta época o proceso, Hacer que se perciba como un demonio que nos  amenaza  AHORA, YA, …y solo a nosotros

Ya no alcanza con la  psicopatía  individual: El  centauro ha seguido galopando. 

Hay que cambiar de animal…la cabeza se está defendiendo muy bien…hay que atacar los tentáculos:
Hace falta un pulpo.

Los domingos envenenados del 13, fueron perdiendo  credibilidad y rating, por la falta de sustento. 
La “Locura”. “Hubris”, “Debilidad”, “Incapacidad”, “Megalomanía” y hasta “Ninfomanía en videos XXX”, parecen ser recursos  insuficientes  como  sustitutos del odio y la desinformación con micrófono. 

Hay  que propagar  la enfermedad a los tentáculos del fatídico PULPO, e instalar la gangrena en la visión colectiva : Lorenzino, Echegaray, Recalde , Insaurralde o Scioli, son tentáculos a cortar y reemplazar .

Y lo peor, lo peor es que, la propia autocritica K,  les reclama  diálogo, debate... con los  dinosaurios vivos : LA PROPIA AUTOCRITICA K RECLAMA  esas urgencias vinculantes que terminan con la política en exposición pública, destruyendo las estrategias  antes de que se terminen de elaborar , de pulir, de evaluar. 

Tiene que salir Verbitsky con la historia de la delincuencia juvenil, porque la presión de quienes defendemos este proyecto no reconoce el necesario hermetismo para profundizar sus mejoras...Y presiona!!!! ….

…. Y allí van empujados por nosotros mismos, nuestros mejores recursos, los que pusieron el pecho en las peores batallas , a  la mesa de los almuerzos, y a TN. Van con una sonrisa “vinculante” y la mejor fortaleza política que pueden mostrar…hasta que el diagnóstico colectivo los convierta en mierda porque se lo permitimos. PORQUE LO PERMITIMOS.

3 comentarios:

  1. Muy interesante su análisis, Andrea. Uno de los mayores aciertos de Néstor y Cristina fue llevar a la práctica aquel apotegma peronista que señala que Mejor que decir es hacer y mejor que prometer es realizar.

    Sin embargo contingencias como fueron dos cosechas perdidas por la sequía en los años ´51 y ´52, o los coletazos de la crisis internacional, y otras, en el presente, embravecen a la oposición y acobardan al campo propio. Señal de que hay que incorporar otras estrategias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu lectura y aporte personal. Estimula a profundizar los análisis inspirándose en el apotegma que has citado.

      Eliminar
  2. Me pregunto qué estará pensando en este momento la autora, después de ver cómo el relato se ha ido derrumbando en los últimos meses para dar paso al ajuste neoliberal. Han cambiado ministros, y ahora están desesperados por volver a poner deuda en los mercados internacionales. Se acabó el modelo. Game over.

    ResponderEliminar