viernes, 6 de septiembre de 2013

OCTUBRE ARGENTINO

En medio del “Septiembre Americano” que promete ser (a diferencia de los anteriores) una cruenta Guerra Individual sin ningún acompañamiento  multilateral  (para usar un concepto de la presidenta en el G20) , me surgieron interrogantes en los usos del lenguaje y su intencionalidad.
Los términos crecen en  “personalidad”, o sea mueren en esencia. Los vocablos se transforman vertiginosamente disimulando el real significado de los sucesos y sus consecuencias. La sangre tiene nombre de “estación”: “Primavera Árabe”,  la  desolación económica planificada  se rebautiza como “ajuste”, mientras  tanto la concentración  del poder y los medios (lazos incluidos), se los apoda  libertad de mercado y de expresión. 

¿Será el “Octubre Argentino” reemplazado por un “Hallowen” innovador lleno de promesas? ¿Lo tomamos naturalmente como un cambio de expresión generacional, o esa metamorfosis avasallante  pone en juego un conjunto de valores que definen la calidad del futuro que tendremos?

Adaptar el lenguaje es un ejercicio generacional imprescindible, que hacemos a diario para comunicarnos con nuestros pares. En el buen sentido no nos afecta. Por el contrario: Nos integra. 
Hasta que de tanto acomodar vocablos, mensajes y discursos  de la comunicación  diaria quedamos atrapados en la verdadera intención subyacente de esos cambios.

Hay que prepararse entonces, para pensar, hablar y reaccionar, analizando profundamente los artificios de comunicación , que usarán a partir de octubre,  nuestros representantes legislativos , (obviamente según quien se queda…y quien se va)….. en el afán de comunicarnos las decisiones que tomarán  por nosotros.

No estaría mal, poner “en potencial”, la probalidad de ocurrencia de distintos escenarios ejercitando diferentes  acepciones “electorales”. Algo así como “ir acomodando el cuerpo” , de cara a entender las sesiones parlamentarias. 

Pregunta 1) Supongamos que acepto decirle “acreedor común” , al Banco que me saqueó en 2001 (con gran  posibilidad de que lo vuelva a hacer)
, ………al lugar donde se llevaron una suma equivalente a mis  ahorros (mas allá que este gobierno me lo devolvió) : ¿Sigo llamándole “paraíso” o ya correría  la actualización  de “guarida”?...Ojo con los plazos de aplicación cuando hay consenso internacional. A las cosas por su nombre: Pasó con el Roquefort, pasó con el Champagne. No debería haber demoras (Hablo para algunos economistas argentinos ofendidos por el uso del vocablo “buitre”)

Pregunta 2) Presumamos que el “Oso Pergolini” salva el Ártico, deteniendo a la SHELL, en nombre de GreenPeace  …o sea en nombre de los accionistas de Shell…!!!!
Conjeturemos que en  simultáneo, GreenPeace sigue comprando  acciones de la Shell, como hasta ahora. ¿Quién iría en octubre a las reuniones de directorio de Shell a proponer incrementar el uso del biodiesel (¡se supone objetivo ppal!) ¿Pergolini o GreenPeace?
En caso que vayan ambos a  limitar el accionar destructivo en nombre de la vida humana (“El precio soy yo, dijo Pergolini, sacándose la cara del disfraz de oso”) 
pregunto….. 
......Después de “Octubre Argentino”...... 
¿tengo que llamarlos (a ambos) “showman patoteros” 1, como a Kicillof y Moreno cuando EN LOS DIRECTORIOS defienden nuestros intereses? ¿Terroristas de las fuentes de  empleo privado, por impedir el trabajo de los empleados de una estación de servicio? ¿tengo que nombrarlos como “ecologistas comunes” (como a los  acreedores…….)? o espero que las gestiones  ejecutivas en estos campos, se desarrollen tal como se viene haciendo, en los lugares que corresponde, por los mecanismos que corresponde y por quien corresponde. 2

Pregunta 3 y termino)….Después del Octubre Argentino, se podrá aventurar la gobernabilidad  que permitirá el legislativo y en base a eso analizar en profundidad  el tipo de  modelo que desarrollarían después del 2015, (siempre en función de resultados electorales)y teniendo en cuenta lo que dicen y como lo dicen. En ese contexto, mi última duda ..por ahora...
 Recordando el famoso plan de Alsogaray 3 , “Pasar el INVIERNO” medida anunciada en junio del 59, en el medio de un caos y sin poder haber hecho nada después de ¡¡¡¡cuatro y medio años !!!! de haber destituido a un gobierno constitucional…. 
¿como deberían ser comunicadas las propuestas de un  Plan Invernal como aquel, en el periodo post octubre? ¿Propuestas de Economía reciclada? , ¿Hambre?…

o…..frente al resultado de un pueblo reflexivo y seguro de sí mismo..no cabría inventar un nuevo término , pasando a ser solo un mal recuerdo , un fantasma del pasado , impensable como estructura de un modelo que garantice los derechos de los hombres libres.

Voten bien en octubre. En el 2015: También!!!

Y para no decir “es sabido”, o “se comenta en la city porteña” como habitualmente hace el “periodismo que se dice profesional”, van referencias de las fuentes…. dada la estrechez de mis círculos sociales de referencia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario